Islas en cocinas pequeñas

Una cocina de estilo americano con esa gran isla central es una de esas cosas que envidiamos y soñamos con tener algún día, y es que no solamente supone una innovación en la distribución tradicional de la cocina sino que además resultará de lo más útil.

cocinas integrales

No obstante, parece que para ubicar uno de estos muebles centrales necesitas una enorme cocina… ¡Grave error! De una forma u otra, las estancias con pocos metros también pueden conseguir la suya propia.

Lo primero es analizar el
espacio real con el que cuentas, porque a pesar de que es posible ubicar una diminuta isla en cocinas pequeñas dudo que puedas colocarla si además su forma no es cuadrada sino más bien alargada.


Ten en cuenta las posibilidades reales de tu cocina: colocar una isla central demasiado grande que no permita un mínimo espacio de paso no resultará decorativo ni práctico, por lo que ninguno de tus objetivos se verá cumplido.

En este sentido, es imprescindible que tengas en cuenta el espacio central libre en la estancia para elegir la isla del tamaño más adecuado. Si puedes escoge aquellas funcionales que contengan algunas de las zonas de trabajo básicas de la cocina (de aguas, de fuego, etc.), pero si no es posible por cuestiones de espacio coloca una mesa pequeña (pero alta) que sirva como zona de trabajo arriba y como lugar de almacenamiento en su parte inferior.

Teniendo en cuenta que estás utilizando gran cantidad de muebles en pocos metros, lo mejor que puedes hacer es aclarar y ampliar visualmente el espacio gracias a la elección de un mobiliario en tonos claritos (especialmente en pino o pintadas en blanco) con líneas sencillas y ligeras.

En caso de que no sea posible ninguna de las anteriores opciones también te puedes hacer con una mesita auxiliar con cajones y colocarla en el centro de la cocina, aunque plantéate si el efecto es el deseado o una burda imitación.

Usar puntuación: / 0
MaloBueno